fbpx

LIBROS PARA LÍDERES

Por Jesús Gómez Espejel

Suscríbete a nuestro boletín

1 Step 1
Nombre
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right

Resumen del libro
Escalar

Por Verne Harnish

Síntesis y comentarios por Jesús Gómez Espejel

DESCARGAR RESUMEN

 

Introducción

La mayoría de las compañías empiezan siendo pequeñas y se mantienen así. Pero algunas organizaciones pequeñas, “ratones”, despegan, gozan de un crecimiento veloz y finalmente superan las barreras de US$1 millón, US$10 millones e incluso US$100 millones. Algunas llegan a unirse al grupo de los “elefantes”, las empresas más grandes del mundo que representan solo 1% de las compañías.

Entre los ratones y los elefantes se encuentran las raras “gacelas”, 2% a 3% de las empresas que son responsables de casi toda la creación de nuevos empleos y la innovación de un país.

Las gacelas se deben apoyar en procesos sólidos para sobrevivir. Las gacelas exitosas forman y siguen buenos hábitos para evitar los peligros a los que se enfrenta cualquier empresa de crecimiento rápido. Se enfocan en cuatro áreas esenciales de los negocios: gente, estrategia, ejecución y efectivo.

“¿Qué es más importante, las ganancias o el efectivo? Si está haciendo crecer un negocio, el efectivo”.

El rey Efectivo

Para la mayoría de las empresas en crecimiento, cuando el flujo de efectivo disminuye o se detiene, nada más importa. Líderes y equipos excelentes o una estrategia brillante no pueden salvar a una empresa con problemas de efectivo. Solo el efectivo le permite crecer, pero nada lo consume más rápido que el crecimiento. Cobre las cuentas pendientes lo más pronto posible.

Refuerce su contabilidad para enviar a tiempo facturas sin errores a sus clientes y buscar maneras de aumentar su rentabilidad. No gaste efectivo para reducir impuestos. Nunca resuelva problemas de flujo de efectivo con líneas de crédito. Tenga a la mano 60 días de efectivo para cubrir gastos y sobrellevar dificultades.

Utilice las siete palancas financieras clave para administrar su flujo de efectivo y crear reservas: 1) aumente sus precios; 2) venda más al mismo precio; 3) pague menos por materiales; 4) reduzca sus gastos operativos; 5) cobre adeudos pendientes con mayor rapidez; 6) reduzca inventario, y 7) retrase pagos a terceros. Utilice el “poder del uno” para duplicar su flujo de efectivo. Esta táctica requiere que haga un cambio de un día o un cambio de 1% para cada una de las siete palancas. Venda 1% más, retrase pagos por un día, y demás.

“Manejar con éxito el crecimiento de una compañía requiere tres cosas: un número creciente de líderes capaces, una infraestructura escalable y la capacidad para transitar por ciertas dinámicas de mercado”.

Las personas son importantes

Coloque a las personas adecuadas en los lugares correctos, especialmente en los puestos de liderazgo. Contratar y mantener a las mejores personas compite con la adquisición y la retención de clientes como sus prioridades principales. Para encontrar a la gente adecuada, cree un sistema de puntuación que enliste el propósito, los resultados y las competencias que necesita su empresa. Los candidatos deben ajustarse a su cultura y demostrar que tienen las capacidades de su sistema de puntuación.

“¡Muchos propietarios de empresas amarían aún más a sus compañías si no tuvieran que lidiar con empleados o clientes! Es la idea –el sueño– de su empresa lo que aman más”.

Busque una amplia gama de candidatos –alrededor de 20 por vacante– para mejorar sus probabilidades de hacer una contratación de primera calidad. Reduzca el número de candidatos de 20 a 10 con preguntas de preselección en línea. Entreviste por teléfono a las 10 personas restantes para filtrar siete más.

Examine la historia laboral de cada aspirante y busque pistas para determinar sus probabilidades de éxito basándose en su comportamiento y rendimiento pasados. Estas entrevistas, especialmente para puestos clave, pueden llevar de tres a cuatro horas cada una.

Las personas que contrate deben aportar diversas habilidades, pensamientos y experiencias. Una vez que tenga a las personas indicadas, invierta en su desarrollo y capacitación; asigne tareas retadoras. Escoja a los gerentes por sus habilidades para dar tutoría, no por sus habilidades técnicas.

“Necesita un mínimo de 20 candidatos por puesto (de primera línea o superior) si quiere aumentar considerablemente sus probabilidades de contratar jugadores estrella”.

Asegúrese de que sus gerentes reconozcan el buen trabajo de sus equipos. Para sobresalir, las personas necesitan sentirse valoradas. Los gerentes deben conocer las fortalezas de los miembros de sus equipos, las cosas que hacen bien, las que disfrutan hacer y las que los estimulan.

Organice el trabajo en concordancia. Cada empleado debe tener algunos indicadores claves de rendimiento (ICR) que se alineen con el objetivo mayor y común de la compañía.

Los gerentes deben inspirar a las personas al recordarles el propósito mayor común de su trabajo. Los gerentes deben delegar para que puedan ser mentores, vencer los obstáculos de los empleados y pensar en el futuro. Pague buenos salarios a los gerentes y empleados, aunque implique contratar a menos personas.

Fíjese en Sam’s Club versus Costco, por ejemplo. Si un empleado de Sam’s Club gana US$10 por hora, su contraparte en Costco gana US$17. Pero Costco requiere 6 empleados en comparación con los 10 de Sam’s, lo que le da una ventaja de 8%. Después de un año, la brecha aumenta. Sam’s Club pierde gente al menos tres veces más que Costco, lo que resulta en contrataciones y capacitaciones costosas.

“‘Justicia’ no significa ‘uniformidad’. Necesita ser creativo y flexible para mantener felices a sus mejores talentos, a partir de una perspectiva de paquetes de compensación”.

El valor de tener valores

La estrategia es un trabajo en proceso. Empiece con los valores fundamentales que todos en la empresa conocen y consultan para tomar decisiones difíciles, en particular, dilemas éticos. Definir los valores fundamentales de su empresa toma tiempo. Evite utilizar lugares comunes como “honestidad” e “integridad”.

Encuentre frases que describan en detalle los valores de su organización. “Las personas se unen a las compañías, pero abandonan a los gerentes. Por eso, mantenga a su equipo feliz y comprometido. Necesita una sola cosa por encima de todo: gerentes excelentes, ¡no comidas gratis ni clases de yoga!”

Los siete estratos de la estrategia

Designe a un pequeño equipo de estrategia para que se reúna una hora a la semana. Mientras tanto, deben investigar a sus competidores, hablar con clientes y plasmar las ideas de los empleados. El equipo de estrategia debe tener un enfoque de siete niveles:

“Encontrar las fortalezas de los empleados y enfocarlos en esas ventajas es la herramienta de manejo de personal más importante que podemos sugerir”.

1. Palabras que le son propias (notoriedad) – Encuentre las palabras que necesita como propias en su mercado, como la “seguridad” de Volvo. Verifique y compre sus palabras mediante el planificador de palabras clave de Google AdWords y cree contenido – por ejemplo, artículos, videos, casos de estudio y demás– para posicionar a su empresa con sus palabras y frases.

2. La zona protegida y las promesas de marca – Conozca a sus clientes más valiosos, ese pequeño grupo que representa un enorme porcentaje de sus ganancias. Apele a sus deseos emocionales tanto como a sus necesidades racionales. Identifique y promueva las promesas de su marca, las garantías que hacen que sus clientes quieran seguir haciendo negocios con usted.

3. Garantía de promesas de marca (mecanismo catalizador) – Declare algo fundamental que hará, no importa lo que sea: esa es la garantía para sus clientes. Quizá un reembolso total si un cliente no está feliz. Cumpla, haga que sea doloroso para su organización fallar en su promesa.

4. Estrategia de una sola frase (la clave para hacer dinero) – Sus clientes quieren que usted lo tenga todo –mejor precio, mejor calidad, mejor servicio y más– pero no puede, así que enfóquese en un solo beneficio principal para el usuario. IKEA y Apple atraen a una pequeña porción de los compradores de sus categorías, pero dominan sus industrias.

5. Actividades diferenciadoras (3 a 5 cómos) – El uso que hacen sus competidores de palabras que suenan como sus garantías o mensajes de marca no destruirá su negocio. Sin embargo, cómo ofrece sus servicios o productos debe ser diferente. Southwest Airlines ofrece precios bajos y confiabilidad, al igual que otras aerolíneas, pero por razones de eficacia solo utiliza un tipo de avión y no permite reservación de asientos.

6. El factor X (ventaja implícita 10x a 100x) – Encuentre su factor X: eso que usted hace que deja atrás a sus competidores por al menos 10 veces. La cadena de restaurantes Outback Steakhouse descubrió que un cambio frecuente de gerentes era el mayor obstáculo para el crecimiento. Creó una fórmula de compensación que los mantiene en el trabajo 10 veces más tiempo y se convirtió en la tercera cadena más grande y rentable de Estados Unidos.

7. Ganancias por X (motor económico) y OGPA (objetivo a 10-25 años) – Elija un “objetivo grande, peludo y audaz” que conecte su propósito con su estrategia y cree una métrica de ganancia crítica. RedBalloon desea convencer a los clientes de que valoren las experiencias más que las cosas. Se especializa en paseos en globos aerostáticos. En el 2005, se fijó el objetivo de vender dos millones de esas experiencias para el 2015. Su métrica es ganancia por experiencia.

“Si las compañías fueran capaces de retener a los clientes que ahora pierden por negligencia, estimularían por lo menos la mitad de su crecimiento”.

La ejecución lo es todo: los hábitos de Rockefeller

Para tener éxito, enfóquese. Recuerde su propósito fundamental, su gran objetivo a largo plazo, las métricas cruciales que lo llevan a lograrlo y los diferenciadores que lo distinguen. Aplique los 10 hábitos fundamentales de John D. Rockefeller. El primer hábito es alinear a sus líderes. Reúnalos una vez a la semana, asegúrese de que aprendan cosas nuevas como grupo y que participen en discusiones rigurosas y abiertas.

Concéntrese en el segundo hábito de Rockefeller y encuentre una métrica o tema principal que impulse a su empresa para lograr una serie de objetivos en curso a 90 días. ¿Cuál es la pieza decisiva que pone todo en movimiento? Haga que todos se enfoquen en ella. El tercer hábito es que los equipos se reúnan con regularidad. Planifique una reunión de 15 minutos cada día a la misma hora, luego reúnanse una hora a la semana, y medio día cada mes.

Los equipos deben pasar juntos varios días fuera del lugar de trabajo una vez al año. Reunirse concentra el poder mental colectivo; ejerce una presión de grupo para que todos rindan mejor, y ofrece a todos la oportunidad de escuchar la misma información de la misma manera y al mismo tiempo.

“Un buen plan ahora es mejor que un gran plan demasiado tarde”.

Mantenga equipos pequeños y conectados con sus clientes. Determinar quién se hace responsable es el cuarto hábito de Rockefeller. Enliste cada responsabilidad de nivel ejecutivo. Escriba los nombres de los responsables de cada una. Procure no poner más de un nombre por casilla y que nadie figure en más de dos casillas. Identifique ICR específicos. Para cada casilla, separe los títulos de las funciones y elija ICR que pueda usted medir.

Cada casilla debe tener un responsable que pueda lograr los ICR asociados. Coloque los proyectos y procesos en las casillas. Asigne a cada una responsabilidades e ICR medibles. Utilice prácticas austeras para eliminar pasos inútiles. Cree listas de verificación como herramientas de referencia para acelerar la ejecución y evitar errores.

“Puede usted salir adelante con un personal, una estrategia y una ejecución más o menos decentes, pero no sobrevivirá ni un solo día sin efectivo”.

El quinto hábito es recopilar información de sus empleados. Los líderes deben reunirse una vez por semana con un miembro del equipo para enterarse de qué debería empezar a hacer la empresa, dejar de hacer y seguir haciendo. Pida ideas para mejorar los ingresos, reducir costos o hacer más fácil el proceso.

Los líderes deben recopilar datos de los clientes –el sexto hábito de Rockefeller– mediante al menos una conversación semanal con usuarios directos o finales. Averigüe sus planes y prioridades, y lo que piensan de la competencia. Aproveche a sus vendedores, especialmente en términos de inteligencia de mercado. Absorber datos de mercado de sus empleados, vendedores, clientes y otras partes involucradas le permite hacer predicciones, una tarea fundamental del liderazgo.

“Las buenas compañías retienen, por elección, tres o 10 veces más reservas de efectivo que sus competidores”.

Utilice el índice Net Promoter Score (NPS) para medir el compromiso del cliente. ¿Cuánto les gusta su oferta a sus clientes? ¿Qué tan fácil es hacer negocios con usted y qué tanto lo recomendarían? Cree un propósito que todos compartan –el séptimo hábito– y asegúrese de que cada empleado pueda explicar lo que la empresa hace, que es el octavo hábito.

El noveno hábito de Rockefeller es pedir a las personas que creen planes trimestrales que identifiquen los objetivos generales de la compañía. Para cumplir el décimo hábito, publique los resultados de métricas importantes en un lugar visible y con mucho tráfico para que todos puedan seguir el éxito de la empresa todos los días.

“En lugar de obsesionarse por los ingresos, enfoque las discusiones internas en generar margen bruto, la primera línea real de la empresa”.

Escalar toma tiempo

Las diferentes etapas de crecimiento exigen prioridades diferentes. Al empezar, los clientes y los ingresos son primero. Cuando escale de US$1 millón a US$10 millones, preocúpese por el flujo de efectivo, pues una expansión 10 veces mayor cuesta una fortuna.

Al crecer a más de US$10 millones, enfrentará una mayor competencia y costos internos cada vez más elevados en relación con los ingresos.

Debe estimular el crecimiento futuro con tecnología y procesos mejorados. A los US$50 millones y más, cambie su enfoque hacia la estabilidad: asegurar ganancias estables y confiables. Aunque aplique los principios y las herramientas para escalar, no espere milagros. 

 

VER VIDEO AQUÍ
ESCUCHAR AUDIO AQUÍ

TELÉFONO

52 (33) 3122-0202

DIRECCIÓN

Planeta 2620, Jardines del Bosque,
Guadalajara, Jalisco, México.

CORREO ELECTRÓNICO

jesus.gomez@estrategica.mx