fbpx

Teletrabajo y neurotecnología.

Resumen del libro

Teletrabajo y neurotecnología.

Por Viviana Díaz

y comentarios por Jesús Gómez Espejel

DESCARGAR PDF

Video 1

Video 2

Video 3 

Video 4 

 

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) representan un desafío de gestión profesional.

La irrupción de las nuevas tecnologías en el ámbito laboral ha dado lugar a diferentes prácticas profesionales, como el teletrabajo y el trabajo conectado remoto (TCR).

Si bien ello ha abierto inmensas posibilidades para el desarrollo de las personas y las compañías, al mismo tiempo presenta retos sociales y personales que no deben ser soslayados. Las nuevas tecnologías tienen el potencial de mejorar la calidad de vida, pero también pueden generar adicciones y prácticas nocivas.

Asimismo, estas nuevas prácticas laborales han generado vacíos legales en todos los países puesto que generan situaciones inéditas. Hay un riesgo de aumento de la precarización del trabajo, dada la renuencia de muchas compañías a reconocer el trabajo a distancia como un trabajo sujeto a los mismos derechos de cualquier empleo formalizado.

En muchos casos también se ha acentuado la inequidad de género, en tanto que la conciliación laboral para las mujeres es más complicada que para los hombres.

El avance de las TIC y la imposición de sus ritmos generan una notable influencia en nuestra forma de ser, de pensar, de actuar, de planificar y de focalizar nuestro cerebro.

Los pensamientos conscientes pueden cambiar la estructura y actividad del cerebro.

A fin de gestionar la mente, primero hay que entender cómo funciona. Es fundamental entender que cada uno de sus pensamientos refuerzan y establecen conexiones en su cerebro.

Esto significa que la anatomía cerebral se modifica en función de cómo vive y piensa. De hecho, el aprendizaje y una apropiada estimulación del cerebro ayudan a contrarrestar la pérdida de células nerviosas a medida que se envejece.

Para enfrentar mejor los desafíos de las TIC usted puede programar su mente y administrar mejor el uso de las herramientas digitales de comunicación.

Las TIC permiten que diversas personas colaboren remotamente. Los profesionales que comparten valores como el trabajo en equipo y el cuidado del medio ambiente pueden encontrarse y formar redes. Contrario a lo que podría pensarse, las tecnologías de la comunicación favorecen el trabajo y la inteligencia colectiva cuando se usan apropiadamente.

Algunas organizaciones modernas articulan redes de trabajo a partir de cuatro modelos identificables:

  1. Modelo orquesta – La estructura de innovación está bien delimitada y el liderazgo de la red está centralizado en una empresa; un ejemplo sería la red de producción que coordina Boeing con sus socios en distintos países.

 

  1. Modelo de bazar creativo – Se caracteriza por las compras de tecnología y servicios que hacen las empresas dominantes a otros actores más pequeños.

 

  1. Modelo de jam session– Consiste en aportaciones individuales de distintos emprendedores que colaboran en el desarrollo de una innovación. La estructura y los objetivos no están bien delimitados, por lo que son flexibles y dinámicos.

 

  1. Modelo de Mod Station – Una empresa ofrece el código fuente de un videojuego para que los mismos usuarios realicen modificaciones y aportaciones.

 

La principal barrera que se opone a la comunicación interpersonal es la tendencia espontánea a juzgar, evaluar, aprobar o reprobar las afirmaciones de la otra persona.

Existen diferentes técnicas para equilibrar cuerpo y mente.

Prepararse para el mundo de las TIC implica proyectar un plan de actividades y ejercicios. Ello le permitirá mantenerse enfocado y evitar las distracciones y el agotamiento acelerado causados por la concentración sostenida en el mundo digital.

Para este fin es básico planificar su día y establecer sus prioridades. Debe evitar la improvisación en la medida en que su trabajo se lo permita. Existen diferentes técnicas que puede implementar para programar su mente y mejorar su atención que le permitirán emprender con mayor eficiencia sus actividades diarias, además de mejorar su comunicación consigo mismo y con los demás:

  • Meditación – Es una práctica antigua que consiste en liberar la mente de distracciones y concentrarse en el momento presente o en su propia respiración. Le ayuda a controlar el estrés y evitar el pensamiento excesivo o redundante.

 

  • Yoga – Lleva la meditación a un nivel espiritual de bienestar mediante la realización de prácticas de acondicionamiento físico.

 

  • Respiración – Practicar respiraciones y centrarse en ellas puede establecer un vínculo entre mente, cuerpo y emociones.

 

  • Método EPEP – La educación del pensamiento enfocado consiste en un ejercicio de autoconciencia de los procesos que se realizan de manera automática, guiados por el inconsciente. Incide en la formación de nuevos hábitos mediante una reprogramación.

 

  • Mindfulness– Es la práctica de la atención consciente. Desarrolla la atención plena, controlada y sostenida. El entrenamiento permite gestionar totalmente las distracciones.

 

  • Método de PNL – La programación neurolingüística amalgama neurología, lenguaje y programación. A través de declaraciones conscientes permite reprogramar su mente.

 

Comprender la importancia que tiene la actividad cerebral inconsciente o programada es entender cómo ocurren nuestros éxitos y nuestras feas experiencias.

El Método de Gestión Neuro-TIC (GNT) es una herramienta diseñada para mejorar el desempeño de su trabajo a distancia.

El Método de Gestión Neuro-TIC tiene el fin de mitigar el efecto nocivo de las nuevas tecnologías en el cerebro y mejorar su productividad. Consiste en administrar, programar y planificar sus actividades de la jornada.

Es un método sistematizado para facilitar la programación del cerebro que parte de la premisa de que las nuevas tecnologías son provechosas para el crecimiento humano si se usan apropiadamente y se concreta a través de un plan llamado la “agenda Neuro-TIC”, constituida por seis fases:

  1. Definir prioridades– Consiste en enlistar las actividades más importantes del día.

 

  1. Organizar el espacio– Debe disponer de un lugar que le facilite realizar sus tareas sin distracción.

 

  1. Entrenar cuerpo y mente– Puede realizar alguna de las actividades de meditación y relajación del capítulo anterior a fin de entrenar y reprogramar su mente y mantenerse en forma.

 

  1. Establecer reglas y límites – Es fundamental poner límites de tiempo, horario y espacio para acceder a dispositivos y redes sociales.

 

  1. Aprovechar las herramientas – Hay muchas aplicaciones y dispositivos para comunicarse y mantenerse en contacto con sus compañeros. Utilice las que mejor se adapten a sus necesidades.

 

  1. Evaluar– Es primordial establecer parámetros y matrices de calificación para evaluar su desempeño.

A fin de favorecer la creatividad y el diálogo entre el equipo de trabajo, es recomendable establecer prácticas de comunicación cordial y horizontal.

Realizar mapas mentales y ejercicios de pensamiento lateral y otras técnicas de generación aleatoria de ideas, pueden ayudar a que un equipo produzca soluciones más creativas a través de un intercambio genuino y más humano.

Hay que tener en cuenta que, ante toda situación problemática que se analiza en equipo, es posible presuponer la existencia de cuatro cuadrantes o espacios cognitivos, que son los siguientes:

  1. Primer cuadrante– Es lo que solo usted conoce y los demás ignoran.

 

  1. Segundo cuadrante– Es lo que usted desconoce pero es conocido por los demás.

 

  1. Tercer cuadrante– Es lo conocido por todos.

 

  1. Cuarto cuadrante – Es lo que todos desconocen y que, en algunas ocasiones, se halla en el subconsciente colectivo.

 

 

El método GNT (Gestión Neuro-tic) promueve el pensamiento consciente y metaconsciente, analítico e intuitivo, que potencia ampliamente los resultados del trabajo en equipo al minimizar la dispersión de los esfuerzos individuales.

Las compañías deben adaptarse a los cambios que supone el trabajo a distancia.

En lo que respecta a las empresas, estas deben entender que su labor es facilitar la conectividad de sus empleados, así como las condiciones apropiadas para desempeñar su trabajo con pleno reconocimiento de sus derechos.

Al igual que los profesionales, las compañías necesitan flexibilidad, liquidez y dinamismo. Existe una serie de aspectos básicos que se deben favorecer en el nuevo entorno de las TIC:

  • Trabajo basado en actividades– Para cada una de estas actividades se debe suministrar la herramienta adecuada.

 

  • Acceso integrado – El trabajador debe poder acceder a todos los datos relevantes de manera remota.

 

  • Seguridad – La información y el acceso adecuados deben estar garantizados y no deben presentar riesgos para el trabajador.

 

  • Entornos diversos – Implica que el trabajador puede realzar su labor desde casa o desde algún otro espacio apropiado cercano a ella.

 

El objetivo de crear redes inteligentes a lo largo de la cadena de valor permite la interoperabilidad, así como controlar, analizar y predecir contingencias en un mercado fragmentado.

Hay que distinguir entre trabajo conectado remoto (TCR) y teletrabajo.

Las compañías y la legislación deben diferenciar entre el teletrabajo y TCR. El primero es aquel que se realiza esporádicamente como complemento a un trabajo presencial. El segundo es aquel que se realiza completamente a la distancia. Cada uno debe contar con su propia normativa, sobre la cual algunos países y sindicatos apenas empiezan a trabajar.

La telemática cubre un campo científico y tecnológico de una considerable amplitud, que abarca el estudio, diseño, gestión y aplicación de las redes y servicios de comunicaciones para el transporte, almacenamiento y procesamiento de cualquier tipo de información, inclusive el análisis y diseño de tecnologías y sistemas de conmutación.

El trabajo conectado remoto pude generar desventajas profesionales para las mujeres.

Las regulaciones y normativas deben considerar que el teletrabajo puede presentar mayores desventajas para las mujeres, dada la disparidad en las tareas domésticas y los problemas tradicionales de conciliación laboral. A este respecto, es notable la falta de normativa en la mayor parte del mundo.

En tanto que el teletrabajo es una modalidad y no un empleo en sí, cualquier actividad laboral debe ser considerada teletrabajo siempre que este mediatizada por las TIC. Ello implica asumir y erradicar una serie de prejuicios con respecto al trabajo desde casa que inciden en su infravaloración.

Aunque en principio solo las compañías tecnológicas tendían a practicar el teletrabajo, hoy día dicha práctica se encuentra más extendida.

Se debe valorar más la educación emocional desde el trabajo.

La inteligencia emocional es fundamental para conformar equipos que colaboren de forma horizontal y plena en los nuevos entornos digitales. Hoy día se comienza a reconocer unánimemente el papel de las emociones en la resolución de problemas, la eficiencia laboral y el trabajo en equipo. Estos aspectos deben tomarse en cuenta a la hora de diseñar las políticas y estrategias laborales tanto públicas como privadas.

En la actualidad existen tres teorías básicas sobre las emociones:

  1. Teorías neurológicas – Señalan que las emociones son resultado de procesos intracorporales.

 

  1. Cognitivas – Plantean que los procesos en el cerebro conllevan respuestas a nivel emocional.

 

  1. Teorías fisiológicas – Sugieren que los pensamientos son los causantes de la creación de emociones.