fbpx

Resumen del libro

Lidera como Walt.

Descubra el enfoque mágico de Walt Disney

para la construcción de organizaciones exitosas.

Por Pat Williams y Jim Denney

Síntesis y comentarios por Jesús Gómez Espejel

DESCARGAR PDF

VIDEO 1

VIDEO 2

Walt Disney es uno de los líderes más grandes de la historia.

Walt Disney logró una impresionante serie de logros en su vida, la cual se vio truncada a la edad de 65 años. Fue productor de cine y animación, inventor de la tecnología cinematográfica, presentador de televisión, empresario de parques temáticos y productor de eventos para los Juegos Olímpicos. Parece casi inverosímil que una sola persona pueda alcanzar tal variedad de logros a lo largo de su vida, pero estos logros son evidencia concreta de que Walt Disney fue uno de los líderes más destacados de la historia.

Dirigió la compañía Disney durante aproximadamente 43 años, desde su fundación en 1923 hasta su muerte en 1966. La sólida base que construyó para su empresa ha perdurado durante casi un siglo. Sus valores y personalidad han tenido un impacto duradero en su empresa y en el mundo entero. Hoy en día, Walt Disney Company es una de las empresas más grandes del mundo y el nombre Disney se ha convertido en sinónimo de felicidad.

Su visión era clara y firme.

Cuando Walt Disney tenía unos 15 años, él y sus hermanos visitaron el parque de atracciones Electric Park en Kansas City. Estas visitas lo inspiraron a construir Disneylandia, un proyecto profundamente personal que desarrolló a partir de sus experiencias y recuerdos de la infancia. Su visión al respecto fue siempre firme y clara y no descendió hasta lograrlo. En 1952, Walt fundó Walt Disney Inc., una empresa de ingeniería cuyo objetivo era diseñar y construir el parque. Para él, Disneylandia no era sólo una empresa comercial, sino la realización de un verdadero sueño de la infancia.

Se pueden aprender algunas lecciones clave del liderazgo visionario de Walt:

  1. Encuentra tu obsesión: tu visión debe convertirse en tu obsesión. En el caso de Walt, se obsesionó tanto con construir un parque de diversiones que lo dejó sin dormir. Entonces Walt aprovechó la noche para hacer planes y resolver problemas.
  2. Escuche los buenos consejos pero ignore sus críticos: escuche siempre a los expertos pero confíe en su propia visión. Walt escuchó a muchos expertos que intentaron disuadirlo de invertir en un parque de atracciones. Sin embargo, se mantuvo fiel a su propia visión, que resultó ser correcta.
  3. Delegue, pero no se rinda: Walt era un experto en delegar, pero seguía siendo responsable de los resultados. Le encantaba supervisar personalmente la construcción de Disneylandia.
  4. Comprométete 100% con tu visión: Walt estuvo personalmente involucrado en el trabajo de sus empresas y no permitió que nadie, ni siquiera su hermano Roy Disney, lo detuviera en sus objetivos.
  5. Encuentre “el árbol de sus sueños”: elija un lugar especial para usted donde planifique y piense. Visítanos para despejar tu mente y completar proyectos. El lugar especial de Walt era un árbol, cuya sombra empezó a imaginar.
Sabe cómo comunicar su visión para que otros puedan compartirla.

La comunicación exitosa involucra toda la personalidad de un líder. Walt sabía que la comunicación era más que simplemente transmitir palabras. El verdadero liderazgo requiere que usted comunique su visión de una manera poderosa y memorable.

Walt también utilizó sus habilidades como actor y vendedor para comunicarse de forma eficaz. Como vendedor tuvo mucho éxito gracias a su honestidad, entusiasmo, coraje y perseverancia.

De las habilidades comunicativas de Walt en liderazgo, podemos aprender las siguientes lecciones:

  1. Conviértase en vendedor: aprenda a vender sus ideas, visión, confianza y liderazgo. Al igual que Walt, usted necesita construir una reputación de confiabilidad e integridad para poder vender y hacer negocios con sus clientes de manera regular.
  2. Sea actor: utilice su lenguaje corporal para comunicarse como un actor. Al hacer negocios, imagine que está desempeñando un papel.
  3. Mantenga su integridad: su reputación debe ser impecable para poder vender. Hágalo con integridad para ganarse la lealtad de cada cliente.
  4. Comunique su entusiasmo: el entusiasmo es persuasivo, motivador y contagioso. Los mejores líderes y vendedores están entusiasmados.
  5. Comunica tu optimismo – Debes transmitir a tus colaboradores que crees en ellos. Muéstrales tu voluntad de perseverar y superar la adversidad.
  6. Conviértase en un narrador: Contar una historia es una excelente manera de captar la atención del oyente y transmitir un mensaje persuasivo y duradero. El propio Walt contaba historias con pasión y energía.
Sus habilidades interpersonales le permiten conectarse con los demás.

Walt realmente valoraba a sus empleados. Considera que su empresa es una gran comunidad creativa donde todos colaboran.

Durante años, su estudio de grabación ha ofrecido a sus empleados tiempo adicional de vacaciones y otros beneficios, como bajas por enfermedad bastante flexibles.

Walt también supo sacar lo mejor de las personas y reconocer sus talentos; Nunca los descarto. Era una persona sencilla y fácil de tratar, incluso con la gente que acudía a él en busca de autógrafos.

De las habilidades sociales de Walt podemos aprender varias lecciones fundamentales sobre el liderazgo:

  1. Conozca a los miembros de su equipo como individuos únicos: interactúe con sus colaboradores, mantenga conversaciones informales en las que muestre interés genuino.
  2. Gánate a las personas con encanto y amabilidad: incluso cuando las personas se entrometan en tus asuntos o te molesten, trátalas con amabilidad. Debes representar los valores de tu negocio. El propio Walt era el símbolo, el logo andante de su empresa.
  3. Ganarse a la gente, hacerla sentir cómoda: Walt tranquilizaba a la gente nerviosa con su presencia. Tú también debes hacer esto, siendo amigable y accesible.
  4. Forme un equipo conectando personas que se complementen entre sí: la química del equipo es mejor cuando es diversa.
  5. Lidera con amabilidad: la presión o el estrés no deberían hacerte ser grosero con tus colaboradores. Establezca estándares de calidad óptimos en el lugar de trabajo y asigne responsabilidades, pero con delicadeza.
Tenía un carácter fuerte y agradable.

Walt tenía un buen carácter. Fue humilde y generoso y vivió con integridad, razón por la cual sus logros y reputación perduran hasta el día de hoy. Si sigues su ejemplo, los ataques y los falsos rumores que se difundan sobre ti no dañarán tu reputación.

Las lecciones de liderazgo que se pueden aprender del personaje de Walt son las siguientes:

  1. La capacidad de perdonar es esencial para practicar un liderazgo eficaz: el perdón es uno de los rasgos de liderazgo menos comprendidos en el lugar de trabajo. Sin embargo, la cultura del perdón es fundamental para que las personas aprendan de sus errores y mejoren.
  2. Cree en tus habilidades y visión siendo humilde. Walt era humilde y sencillo, pero tenía una gran confianza en sí mismo.
  3. Sea generoso con su tiempo y recursos: apoye a las personas y las causas en las que cree. Utiliza tu ingenio y el fruto de tu trabajo para ayudar a los demás sin esperar nada a cambio, tal y como hizo Walt.
  4. Cuide su integridad: la integridad y la honestidad son esenciales para un buen liderazgo. Walt sabía que la verdad nunca debería ser distorsionada, ni siquiera en asuntos aparentemente triviales.
  5. Nunca te rindas: la persistencia es una cualidad de liderazgo esencial. Gracias a su perseverancia, Walt logró implementar muchos de sus grandes proyectos.
  6. Trabaja más duro que nadie: los sueños sólo se hacen realidad a través del trabajo duro y el esfuerzo. Walt era un soñador, pero también trabajaba duro.
  7. Liderar con tolerancia: Walt creía en la aceptación de la diversidad sociocultural, racial, política y religiosa. Para él, la diversidad cultural era una riqueza. Cuando practica la aceptación en su organización, obtiene los beneficios que ofrece un equipo diverso.
  8. Lidera con optimismo: el optimismo es contagioso. Cuando lidera con optimismo, inspira entusiasmo y confianza en sus emplead Walt era a la vez optimista y realista, lo cual fue crucial para su éxito.
Tenía espíritu competitivo.

Walt era muy ambicioso y perfeccionista. Tuvo la capacidad de luchar hasta alcanzar la excelencia. En lugar de competir contra otros cineastas, compitió contra sí mismo y quiso superar sus éxitos anteriores. Además, no le gustaba que la gente lo halagara porque quería que fueran honestos y pudieran expresar sus ideas sin temor a un desacuerdo.

Estas importantes lecciones para los líderes pueden aprenderse del espíritu competitivo de Walt:

  1. Comprométete con una vida de aprendizaje continuo: los buenos líderes son buenos lectores. Walt leía con voracidad y tenía una cultura vasta y universal.
  2. Cultivar el entusiasmo por las ideas: Walt se rodeó de personas creativas e imaginativas como él. Nunca puso límites a su propia imaginación.
  3. Hágales saber a sus empleados que agradece las opiniones contrarias a la suya: las organizaciones donde las personas tienen miedo de expresar sus opiniones abiertamente son disfuncionales. Walt siempre estuvo abierto a opiniones distintas a la suya; lo que a veces le hacía cambiar de opinión.
  4. Sea consciente de la calidad, no de los costos: anteponga la excelencia a las ganancias y éstas irán a parar a sus bolsillos. Walt nunca sacrificó la calidad de un producto o servicio para ganar un poco más de dinero.
Tuvo la audacia de lograr sus objetivos más audaces.

A lo largo de su vida, Walt vivió y dirigió con valentía. Su mayor objetivo era Disneylandia, que persiguió con confianza y valentía. Walt tomó riesgos y aceptó desafíos. Más de una vez invirtió todo su capital en un solo proyecto.

No era inmune al miedo, pero lo dominó. La audacia de Walt puede ser un ejemplo para todos los líderes. De esto se pueden aprender tres lecciones clave:

  1. Cultive el espíritu aventurero en su liderazgo: tome decisiones audaces y establezca metas desafiantes. Acostúmbrese a tomar riesgos calculados para lograr un éxito extraordinario.
  2. Fomente una cultura de valentía dentro de su equipo u organización: reconozca a los empleados que asumen riesgos incluso cuando fracasan y felicítelos para fomentar su valentía y creatividad.
  3. Sigue subiendo las apuestas: a medida que superas desafíos que parecían demasiado grandes, tu coraje y confianza aumentan, lo que te hace estar dispuesto a esforzarte aún más.
Tenía un llamado al ministerio.

Los verdaderos líderes sirven a quienes lideran y a sus comunidades. Walt tenía un espíritu de servicio y quería contribuir a la comunidad en la que creció. Uno de sus planes era construir un parque en la localidad de Marceline, Missouri, donde había pasado parte de su infancia. Sin embargo, su muerte dejó el proyecto inconcluso.

Walt creía en la paz, la prosperidad y la unidad entre los pueblos de todos los países. Su trabajo ha brindado un tremendo servicio a su país y al mundo, inspirando la imaginación y los sueños de adultos y niños.