fbpx

Resumen del libro

Quién, no cómo.

La fórmula para delegar mejor, fortalecer equipos

y obtener grandes logros.

Por Dan Sullivan y Benjamin Hardy

Síntesis y comentarios por Jesús Gómez Espejel

DESCARGAR PDF

VIDEO 1

AUDIO 1

Las personas necesitan el equipo adecuado para lograr el máximo rendimiento.

A finales de los años 80, Michael Jordan era considerado uno de los mejores jugadores de la liga estadounidense de baloncesto. Sin embargo, a pesar de su extraordinario talento, nunca ganó ningún campeonato. Sólo hasta que tubo el equipo y la gestión adecuados pudo liberar todo su potencial y empezar a ganar campeonatos con los Chicago Bulls.

Su historia muestra que para lograr resultados verdaderamente extraordinarios y alcanzar el máximo rendimiento, es necesario rodearse de personas en las que pueda confiar. Michael Jordan también recibió orientación de entrenadores personales y otros profesionales que lo ayudaron a llegar a la cima.

Los líderes deben darse cuenta de que, para muchas tareas, otras personas tienen mejores habilidades y conocimientos que ellos. Los líderes deben dirigir su energía y atención exclusivamente a las tareas importantes para las que están mejor capacitados, para lograr el éxito de sus proyectos en un tiempo razonable.

Es importante preguntarse quién puede ayudarle a alcanzar sus objetivos.

Antes de preguntarte cuál es la mejor manera de alcanzar tus objetivos, debes considerar quién es la mejor persona para ayudarte a alcanzarlos. Cuanto mayor sean sus ambiciones, más importante será contar con los colaboradores adecuados.

Delegar no significa explotar a las personas; Por el contrario, cuando delegas y buscas la cooperación con los demás para lograr tus objetivos, te encuentras en una relación recíproca con los demás, quienes también te utilizarán para lograr sus sueños.

Delegar no sólo implica asignar tareas, sino también dar autoridad y poder a las personas para que las realicen, e incluso quedar en un segundo plano respecto de ellas.

Los líderes deben proporcionar una visión y ofrecer una manera para que otros asuman el control sin interferencias ni resistencia.

Delegar adecuadamente te permitirá aprovechar mejor tu tiempo.

Cuando te apoyas en los demás, puedes pasar más tiempo de calidad con tu familia o dedicarte tiempo a ti mismo y a tus pasatiempos. Relajarse aumenta su creatividad y capacidad de respuesta. Es posible que se sorprenda al descubrir que su negocio puede funcionar sin usted, incluso cuando esté ausente por largos períodos de tiempo. Buscar el apoyo de otros no siempre significa contratar personal. Puedes buscar ayuda de tu familia, tu pareja, tus profesores o tus padres para fomentar también relaciones más profundas.

Al delegar, puedes liberar tiempo para hacer el trabajo que más disfrutas y con mayor impacto y significado. Algunos dueños de negocios han logrado liberar sus horarios contratando asistentes personales para que se encarguen de sus tareas habituales, incluidas algunas responsabilidades personales.

Considera que cuando delegas, los recursos y habilidades de la otra persona pasan a ser tuyos, por lo que el potencial es ilimitado dependiendo de los colaboradores que consigas.

Las relaciones sociales siempre han sido importantes para el crecimiento personal.

Con respecto al tratamiento de la adicción, por ejemplo, las investigaciones muestran que, más que la fuerza de voluntad, lo que permite a los adictos superar son las relaciones a las que tiene acceso.

A menudo, posponer una de tus tareas significa tener que delegarla.

Retrasar la implementación de tareas importantes genera estrés y frustración. La procrastinación tiene consecuencias psicológicas muy negativas. Desafortunadamente, la distracción de los medios digitales ha exacerbado este problema al consumir el tiempo de las personas y desmotivarlas.

Todo ello le lleva a perder la confianza en sí mismo y le aleja de sus objetivos. La procrastinación ocurre cuando realmente quieres algo, pero no sabes cómo conseguirlo. En circunstancias como ésta, se vuelve más importante buscar la ayuda de un tercero que delegue la tarea.

Ser consciente de tus objetivos y poder explicarlos con claridad te permite asignar responsabilidades correctamente. Para ello tienes que saber realmente lo que quieres y comunicárselo a los demás. Esto implica definir, preferiblemente en un documento, qué objetivos se quieren alcanzar y por qué son importantes, además de definir criterios de éxito y resultados ideales esperados.

Después de detallar estos aspectos, estará listo para encontrar a la persona adecuada para trabajar con usted.

Es recomendable buscar colaboradores para todas tus tareas diarias; Por ejemplo, consigue un entrenador personal que te ayude a ponerte en forma, un conductor que te alivie del estrés de conducir en la gran ciudad o incluso un chef que te ayude a comer alimentos más saludables.

Tus ingresos pueden aumentar si te concentras en las tareas que te aportan mayor valor.

El verdadero éxito radica en dedicar tu energía a actividades que realmente te interesan sin sacrificar tus ingresos ni cumplir con tus responsabilidades. Se puede lograr una vida libre de estrés y obligaciones no deseadas si se aprende a delegar.

Invertir en colaboradores es beneficioso porque te permite centrar tu atención y energía en aumentar los ingresos. Cuando ganas tiempo, puedes liberar tu mente para generar más valor para ti y tu negocio.

Permitir que otros tomen decisiones por usted le brinda la oportunidad de evitar la fatiga de toma de decisiones, que se experimenta tanto con decisiones importantes como sin importancia, como decidir dónde estacionar su automóvil.

Para que usted y su empresa tengan un mejor desempeño, es importante minimizar la fatiga por tomar decisiones.

Un líder debe esforzarse por lograr resultados específicos.

Cuando las personas se fijan una meta e invierten recursos en ella, su nivel de compromiso aumenta: se crea un círculo virtuoso. Al mismo tiempo, un mayor compromiso hace que las metas y la visión del proyecto sean más claras para el líder, quien estará mejor preparado para comunicar esa visión a sus empleados.

Es fundamental que estos últimos compartan esta visión para que puedan realizar su trabajo de forma independiente y autónoma. Los líderes deben luchar por los resultados que quieren lograr, no por cómo lograrlos, lo que puede dejarse en manos de un socio.

Según las investigaciones más autorizadas, los líderes auténticos deben cumplir cuatro aspectos importantes:

  1. Enfoque individual. Esto significa prestar atención a las necesidades e inquietudes de cada miembro del equipo a través de una comunicación abierta y empática. Esto implica reconocer el esfuerzo de los demás y promover su crecimiento.

 

  1. Estimulación intelectual. Un líder debe desafiar las suposiciones de la gente y asumir riesgos para estimular la creatividad. Animar a los demás implica permitirles tomar decisiones que aumenten su confianza y les permitan aprender en el proceso.

 

  1. Motivación inspiradora. Es la promoción del optimismo entre los empleados a través de una visión poderosa y convincente, haciendo que las metas sean significativas y trascendentales para los miembros del equipo. Un líder debe ser capaz de comunicar y persuadir con buena actitud.

 

  1. Influencia idealizada. Un líder debe ser un modelo de comportamiento y profesionalismo para los demás. Su autoridad se basa en los valores y la cultura de equipo que motivan a sus subordinados a cooperar con él.

Como ya hemos visto, invertir en el equipo y los empleados adecuados es extremadamente beneficioso. Al contrario de lo que mucha gente piensa, delegar no es un abuso, sino un acto de confianza y una exigencia necesaria de trabajo en equipo del que todas las partes se benefician y están preparadas para desarrollar todo su potencial.

Es muy importante crear valor para los demás y ser agradecido.

Antes de comenzar una relación con un colaborador, debe asegurarse de brindarle el valor adecuado. Las relaciones deben desarrollarse para beneficio mutuo.

Esto implica conocer a sus empleados y saber qué es importante para ellos, cuáles son sus circunstancias y sus objetivos.

No debes perder tu tiempo, pero tampoco debes hacer perder el tiempo a los demás. Las relaciones que establezcas no deben ser meras transacciones, sino procesos transformacionales para ambas partes en los que debes cumplir siempre tus promesas y ser absolutamente sincero además de agradecido.

Los líderes deben elegir correctamente a sus colaboradores.

Es muy importante seleccionar cuidadosamente a las personas que formarán parte de tu equipo.

Todo debe adaptarse y alinearse con la visión que proyectas. Para ello, cree filtros y sistemas de selección que le aseguren trabajar directamente sólo con personas relevantes.

Rechazar oportunidades laborales y personas que no encajan en esta visión es un acto de congruencia que tiene un impacto positivo en la confianza de tu equipo en ti. Notarás que a medida que definas más de cerca tus objetivos, estarás menos dispuesto a trabajar con ciertas personas y bajo ciertas condiciones. Esta selectividad te llevará más rápido hacia tus objetivos.

Una actitud colaborativa es más importante que una actitud competitiva.

Reconocer la importancia del trabajo en equipo y la interdependencia entre los miembros requiere pasar de una actitud individualista y competitiva a una actitud colaborativa y relacional.

Significa darse cuenta de que el todo es algo mucho mayor que la suma de sus partes.

Los grandes avances e innovaciones de la humanidad son el resultado de esfuerzos colectivos que involucran a las personas para lograr algo más grande y trascendente.

Esta práctica requiere humildad y sabiduría, además de reconocer que con el apoyo adecuado puedes lograr más de lo que podrías lograr solo. Se necesita confianza y vulnerabilidad para ampliar sus esfuerzos formando un equipo ganador.

Los colaboradores pueden ayudarle a proyectar una visión y unos objetivos auténticos.

Al compartir su visión y proyectos con las personas, estas tienden a crecer y volverse más importantes para todos. Esto le lleva a definir sus objetivos de vida con mayor precisión y a hacerlos más grandes y significativos. El trabajo en equipo te hará sentir más realizado y vivir una vida llena de significado. El trabajo colaborativo te permitirá descubrir el verdadero potencial de tu proyecto.

Muchas personas exitosas y grandes artistas no encontraron su verdadero camino e inspiración hasta que recibieron el apoyo de otros. Los vínculos más profundos se forman cuando los líderes se apoyan en otros. La cooperación produce el amor verdadero.